Vitamina E para el cabello

Al igual que la piel, el estado del cabello es un signo exterior de la salud interior. Las células que componen cada pelo requieren de un suministro regular de nutrientes clave. Con la dieta correcta el cabello permanecerá brillante y fuerte.

Los resultados de la dieta sobre el cabello no son tan rápidos como otros tratamientos para el cabello, pero los nutrientes que consumimos ayudan a fortalecer el folículo del pelo y por lo tanto nos permite lucir un cabello con mejor aspecto. Otros factores como fumar, desequilibrios hormonales y no dormir lo suficiente también puede afectar a la salud del cabello.

 

Proteínas

Proteínas para el cabello

El pelo está hecho de proteínas, por ello debemos asegurarnos que nuestra dieta es rica en proteínas, eso hará que el cabello este fuerte y saludable. Si no se consumen suficientes proteínas, es muy probable que nuestro cabello esté seco y frágil. Las dietas extremadamente bajas en proteínas pueden dar lugar a la pérdida del cabello. Como alimentos ricos en proteínas podemos consumir el pollo, pavo, pescado, productos lácteos y huevos, además de otros productos vegetales como las legumbres y los frutos secos.

Hierro

Hierro para el cabello

El hierro es un mineral especialmente importante para el cabello, la pérdida de cabello es una de las consecuencias de la anemia (falta de hierro). El folículo piloso y la raíz son alimentados por un suministro de sangre rica en nutrientes. Cuando los niveles de hierro disminuyen, se interrumpe el suministro de nutrientes al folículo, lo que afecta al crecimiento del cabello. Los productos de origen animal como carne roja, pollo y pescado proporcionan hierro a nuestro cuerpo. Los vegetarianos deben incluir alimentos ricos en hierro como las lentejas, espinacas y otros vegetables de hojas verdes como el brócoli y la col rizada.

Vitamina C

Vitamina C para el cabello

La vitamina C ayuda a la absorción del hierro, por lo que los alimentos ricos en vitamina C son también fundamentales en nuestra dieta. La vitamina C es también un antioxidante. Los alimentos que más vitamina C aportan son: las grosellas negras, arándanos, brócoli, guayaba, kiwi, naranjas, papaya, las fresas y las papas. La vitamina C contribuye a la producción de colágeno que fortalece los capilares del pelo.

Omega-3

Omega-3 para el cabello

Los ácidos grasos Omega-3 son grasas que nuestro cuerpo no produce, por lo tanto deben estar incluidos en nuestra dieta. Los omega-3 se encuentran en las células que recubren el cuero cabelludo y también proporcionan los aceites que mantienen su cuero cabelludo y el cabello hidratado. Algunos pescados grasos como el salmón, el arenque, las sardinas, la trucha y la caballa y vegetales como el aguacate, semillas de calabaza y nueces.

Vitamina A

Vitamina A para el cabello

La vitamina A es la necesaria de producir sebo. Ésta es una sustancia aceitosa creada por las glándulas sebáceas, esta sustancia funciona como un acondicionador natural para nuestro cuero cabelludo. Sin dicha sustancia podríamos padecer picazón en el cuero cabelludo y el cabello seco. Incluir alimentos ricos en vitamina A en nuestra dieta es fundamental para evitar el cabello seco. Las verduras de color naranja como zanahorias, calabazas y batatas, son ricas en vitamina A.

Zinc y selenio

Zinc para el cabello

Para la protección del cuero cabelludo son necesarios otros minerales especialmente el zinc y el selenio. La falta de zinc puede producir pérdida de cabello y un cuero cabelludo seco y escamoso. Los cereales son una buena fuente de zinc, junto con las ostras, carnes y huevos.

Vitamina E

Vitamina E para el cabello

El sol puede dañar el cabello al igual que puede dañar nuestra piel así que debemos comer alimentos ricos en vitamina E para proporcionar protección al cabello. Los frutos secos son potencias nutricionales, proporcionando zinc y selenio, así como vitamina E por lo que debemos incluirlos como parte de nuestra dieta.

Biotina

Biotina para el cabello

La biotina es una vitamina B soluble en agua. Muy poca biotina puede provocar que nuestro cabello esté quebradizo y la pérdida del cabello. Para evitar esto debemos incluir alimentos ricos en biotina como los cereales integrales, hígado, yema de huevo, harina de soja y levadura.

 

Consejo: Si te gusta comer de forma saludable puedes visitar esta web con recetas y consejos.

 

En este enlace puedes encontrar una lista de 10 tratamientos caseros para el cabello.