Mie de abeja para el cabello
Mie de abeja para el cabello
Mie de abeja para el cabello
Mie de abeja para el cabello

 

Tratamiento de miel de abeja para el cabello

El uso de la miel de abeja para tratamientos de salud y belleza ha sido documentado en culturas tan antiguas como la egipcia, fenicia y babilónica. Las propiedades de la miel de abeja, son tantas que incluso se han escrito volúmenes enteros sobre su uso medicinal. Como tratamiento y terapia para la salud, la miel de abeja puede ser ingerida o aplicada de forma externa.

Entre las propiedades que se le reconocen a la miel de abeja, están la de retrasar el envejecimiento (y sus signos externos como arrugas y manchas), mejorar el sistema inmune, estimular la cicatrización y promover la renovación celular. Gracias a esta última propiedad, la miel de abeja es una aliada insustituible para la salud y belleza capilar.

No es extraño por esto, que la miel de abeja sea uno de los elementos más empleados en muchos champús y tratamientos capilares. Una de las innegables ventajas de los tratamientos para el cabello con miel de abeja, es que ésta se puede emplear para distintos tipos de pelo: seco, graso y mixto.

A continuación te explicamos cómo preparar tu propio tratamiento de miel de abeja para el cabello.

Ingredientes:

  • Media taza de miel de abeja.
  • Una cucharada de aceite de oliva para hacer que la preparación sea más fluida.

Indicaciones:

En un recipiente apropiado, debes mezclar la miel de abeja con el aceite de oliva, de forma tal que obtengas una pasta de consistencia suave y suelta. Si obtienes una mezcla demasiado viscosa, puedes agregar una cuchara adicional de aceite de oliva.

A continuación, aplicas la mezcla sobre el cuero cabelludo y pelo, realizando suaves masajes circulares durante unos cuatro o cinco minutos. Acto seguido, debes esperar otros 15 minutos para que los nutrientes de la miel de abeja se han absorbidos por los tejidos.

Finalmente, debes enjuagar tu cabello con agua temperada y lavarlo con un champú suave.

Este tratamiento lo puedes repetir una o dos veces por semana.