Las mascarillas a base de café son ideales para la piel, se las puede utilizar en la cara, para la celulitis para el cabello, para eliminar las ojeras, para los brazos o piernas, pues bien, es sabido que los componentes del café ayudan al rejuvenecimiento de la piel y a estimular el metabolismo.

Dependiendo del tipo de piel de la persona se puede acompañar este magnífico ingrediente con otros que al ser combinados resultan mucho más eficaces al momento de actuar, por ejemplo, si se quiere aplicar en una piel un tanto seca, es conveniente añadirle un poco de leche y/o miel de abeja, ello ayudará a lograr una mejor humectación e hidratación al retener mejor las membranas celulares, reteniendo el agua natural de la piel dejando un cutis homogéneo y suave.

El café también es de gran ayuda para el cabello rejuveneciéndolo y dándole suavidad y brillo, pero hay que tener en cuenta el tipo y color del mismo por lo que es recomendable hacer una prueba antes y mirar si cae bien, pues no a todos les es favorable esta mascarilla.

La mascarilla de café también es de gran ayuda para eliminar la celulitis, aunque su efecto obviamente no es inmediato la clave esta en la constancia de la aplicación.

Para la preparación de la mascarilla de café su proceso es muy sencillo, solo necesitamos el contenido de café que queda en el filtro después de preparar una bebida, un tanto de agua y un recipiente para mezclar, añadimos el contenido del sobrante de café y el agua, se mezcla hasta lograr un componente homogéneo y se aplica directamente a la zona deseada, al paso de 15 a 20 minutos retiramos y enjuagamos con agua tibia para luego secar muy bien y con delicadeza evitando irritaciones o maltratos en la piel.