En la estética existe gran variedad de tratamientos o productos para el cuidado del cuerpo, en cuanto a cabello los productos como champús ofrecen cuidado, reparación, suavidad, brillo, control de calvicie, engrosamiento, color, incluso aseguran un crecimiento rápido.

Muchos de estos productos están elaborados con sustancias químicas como amoniaco, catiónico, nonionico, anfotericina y detergente, que se encargan de controlar sebo capilar, eliminar suciedad, aportar brillo y suavidad, el problema de los champús comerciales es que tienden a deteriorar las células capilares, especialmente si la zona capilar es de carácter débil.

 A diferencia de estos, los champús naturales elaborados en casa protegen, limpian, suavizan, dan brillo, color y estimulan el crecimiento del cabello de forma natural, ya que muchos ingredientes naturales como la caléndula, tienen componentes semejantes a los que se utilizan en los champús comerciales.

calendula

La caléndula.

Es una planta originaria del sur de Europa que se utiliza en diferentes tratamientos gracias a sus propiedades antisépticas, antieméticas, antibacterianas, antinflamatorias, cicatrizantes, gran variedad de aceites esenciales, flavonoides y antioxidantes que mejoran la salud del cuerpo, especialmente en la zona capilar.

Ingredientes para preparar champú natural de caléndula.

  • Una taza de pétalos de caléndula
  • Dos cucharadas de aceite de caléndula
  • Dos cucharadas de jabón neutro.

Preparación.

  1. En un litro de agua agregar los pétalos de caléndula, colocar al fuego y dejar hervir por 5 minutos.
  2. Colar agregar las dos cucharadas de jabón neutro y las dos cucharadas de aceite de caléndula.
  3. Revolver hasta que se disuelvan los ingredientes finales, dejar reposar, colocar en un recipiente con tapa y mantener refrigerado para que el producto no pierda sus propiedades.