Muchos son los tratamiento de belleza creados para tratar el cabello, sin embargo solo una parte de ellos toman como base el cuidado del cuero cabelludo, siendo este la capa que contiene el bulbo piloso que sujeta el cabello, medio por el cual el cabello desde su raíz recibe los nutrientes necesarios para mantenerse bello y saludable.

La importancia del cuero cabelludo radica en que sus funciones primordiales se encuentran directamente relacionadas con la protección inmunológica, sirve como aislante térmico, como protector y barrera física que frena el daño, además de ser la base sobre la cual crece el cabello.

Por lo anterior su cuidado no debe dejarse a un segundo plano, por lo que se recomienda el uso de tratamientos para el cabello integrales, los que además de cuidar y mantenerle bello el pelo, proporcionen los nutrientes necesarios para que el cuero cabelludo este siempre sano, reflejando de manera continua y permanente una cabellera vislumbraste con gran brillo y suavidad y fortaleza.

Su cuidado radica especialmente en que al igual que lo haces con el resto de tu cuerpo le mantengas limpio y en lo mayor posible fuera del contacto con agentes externos que puedan deteriorarlo o causarle problemas, caso como el de las planchas, secadores, el viento, el calor, en fin un sinnúmero de aspectos comunes del día a día.

Así de esta forma si utilizas tintes, infórmate antes de su aplicación de los componentes que le conforman, pues algunos químicos pueden hacerle un daño irreparable a tu cuero cabelludo, problema que a largo plazo puede verse relacionado con caída excesiva de pelo, caspa, empobrecimiento de tu melena en fin.

Otros metodo recomendados


Utiliza  en la medida de tus posibilidades tratamientos naturales que ayuden con la salud de tu pelo, sin olvidar dar pare de sus nutrientes al cuero cabelludo.

Asesórate para su cuidado con estilistas profesionales, quienes podran informarte acerca de lo que necesitas y de lo que deberías cambiar en tus hábitos de higiene y tratamiento para tu cabello a diario.

Dedícale tiempo a tu pelo con mascarilla de productos de origen natural, tales como el aguacate, la sábila, el banano.

Vigila tu dieta alimenticia, y conoce de los alimentos que le hacen bien a tu pelo a fin de que los puedas incluir en tu alimentación.