Saltar al contenido
Tratamientos para el cabello

Cómo hacer que mi peinado dure todo el día hombres

Para muchos hombres, una de las preocupaciones responde al look de su peinado y la resistencia que el mismo logre para mantenerse en el día, sin duda un aspecto muy importante, teniendo ene cuneta que diferencia de las mujeres para ellos el hecho de estar arreglándose cada 30 minutos por cuestiones sociales y culturales no les permite vanidosamente estar frente a un espejo constantemente, situación por la cual a continuación mostramos algunos tips que podrán ayudarte.

Como fijar el cabello naturalmente

Como fijar el cabello naturalmente

Si eres hombre y necesitas una solución para mantener tu peinado a raya, no te pierdas el siguiente artículo, si bien te será de gran ayuda para mantenerte en la imagen al look que ha elegido. Con ellos dejaras de lado la preocupación de que el viento, el frio, el calor, en fin, todos aquellos aspectos exógenos que pueden incidir en tu peinado, tornen tu imagen desastrosa con el paso del día.

Lávalo regularmente: aunque parezca obvio e importante resaltar el lavado del cabello para mantenerle en un buen estado de salud, a modo manejable para cualquier peinado que desees realizarte.

Posterior al lavado, la clave dependerá en el secado que hagas de tu pelo con a toalla. La idea será la de dar volumen, y para ello tendrás que después del paso de la toalla, con las yemas de tus dedos tratar de echar el cabello hacia atrás de forma tal que no quede apelmazado.

Para darle forma al peinado lo ideal será que uses productos de espuma voluminizadora, sustancia que dará consistencia al peinado, recordando aplicar la cantidad suficiente a la cantidad de cabello que poseas y a la forma correcta al acabado que hayas elegido.

Sécalo muy bien: deberás lograr un secado de cabello perfecto y para ello en lo posible se recomienda el uso del secador a una distancia no menor de 20 cm de tu cabeza.

Por ultimo y como el toque final, después del secado, coloca gel sobre el cabello con tus dedos en la cantidad requerida, sin caer ene l pecado del abuso.