La grasa del cabello, aunque sea considerada como un problema capilar, en realidad se trata de una defensa del cuero cabelludo que impide el ingreso de suciedad y bacterias a las células capilares encargadas del crecimiento y vitalidad del cabello. La grasa conocida también como sebo, en cantidades elevadas resulta muy molesta, ya que da una apariencia pegajosa o sucia que ase perder el color y brillo natural del cabello, esta complicación o anomalía puede ser considerada como una enfermedad capilar o desorden hormonal, la cual en la actualidad se elimina o controla con productos capilares medicados acompañados de constantes lavados específicamente de cuero y raíz. Los productos medicados, aunque resultan muy efectivos, Al ser utilizados frecuentemente pueden causar deterioro capilar, lo que aumentaría la producción de sebo como defensa o generaría muchas otras complicaciones.

grasa

Champú en seco para limpiar suciedad y exceso de sebo capilar.

El champú en seco es un producto que ayuda a eliminar suciedades y grasa del cabello sin necesidad de someterlo diariamente al lavado común, Es un producto que viene en dos presentaciones, polvo y aerosol, ambos se emplean de manera similar directamente en el cuero cabelludo, necesariamente en el cabello completamente seco para evitar posibles daños en el mismo.

Como hacer un champú en seco natural en casa.

Ingredientes.

  • Dos cucharadas de harina de arroz
  • Dos cucharadas de harina de maíz
  • Una cucharada de bicarbonato de sodio
  • 5 gotas de aceite esencial según cada preferencia.

Preparación: Agregar en un recipiente de tapa y específicamente ancho los anteriores ingredientes, serrar correctamente el resiente para evitar posibles fugas del contenido y agitar fuertemente para que los ingredientes compacten bien y listo.

Forma de oso.

  1. Aplicar el producto en el cabello y cuero cabelludo con la ayuda de una brocha limpia de maquillaje
  2.  Peinar suavemente el cabello para eliminar residuos del producto y listo.

Advertencia: El anterior producto no reemplaza el lavado capilar común o de ducha, es solo un apoyo para aquellas personas que sufren de exceso de grasa capilar o para aquellas que pasan demasiado tiempo al aire libre y desean limpiar el cabello en diferentes momentos del día.